miércoles, 4 de junio de 2008

La coneja

Una campaña publicitaria que causó conmoción…y desencanto

















Chile.1971. La campaña publicitaria de “La coneja” se creó, elaboró y se puso en marcha en tres meses. Un personaje que durante 15 días convulsionó a Chile con su enigmática presencia. La campaña de formato incógnito se publicaban todos los días y en todos los diarios. Una especie de esfinge edipiana que logró alcanzar el máximo de la ansiedad del mercado. Nadie sabía que producto o servicio era. Incluso publicaron una inserción en la prensa para explicar lo que NO era. Todo el país comentaba y hacía conjeturas sobre lo que se trataba la campaña.

Cada día una insinuación diferente con frases de este estilo:

Te prometo emociones fuertes a mi lado
Ven, no seas tímido ¡No te resistas!
Conmigo será feliz…¡soy tan excitante!
Qué bien lo vamos a pasar ¡apróntate!
Ahora yo también quiero conocerte, te espero

Una vez que se reveló su identidad provocó decepción. La campaña sobrepasó al producto.

Se utilizó una publicidad de estilo erótico para…vender libros a través de un concurso que regalaba autos, viajes y yates. Previo pago de un pago inicial y de 24 cuotas posteriores se podía participar. Era un juego de azar, una lotería, pero lo definían como un plan para fomentar la cultura nacional.








































La gente esperaba un producto nuevo y realmente diferente. Obviamente la estrategia fue un fracaso.

1 comentario:

juan zárate dijo...

La canción publicitaria decía:

"La coneja , la coneja es un concurso popular
es fantástico y de grande no se ha visto nada igual
La coneeeeja"